VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

Nuestro país no ha podido sustraerse a Legislar sobre esta temática tan dura y angustiante para quienes la sufren día a día, nuestra experiencia profesional nos señala, que ella ha ido en aumento, alcanzando todos los niveles sociales y sus perniciosas consecuencias involucran a la totalidad de la familia, dejando secuelas imborrables para quienes la sufren.
Si debemos dar una definición, la más completa se encuentra en la Ley de Violencia intrafamiliar, Nº 20.066 dado que contempla en forma amplia la persona del agresor, el lugar físico en que ejerce y previendo sus nocivas consecuencias. Señala que es toda conducta que por acción u omisión cometa algún miembro de la familia contra otro abusando de su relación de poder, ya sea dentro del hogar o fuera de éste y que perjudique su bienestar, su integridad física o psicológica, su libertad y su derecho a un pleno desarrollo. Todo maltrato que afecte la vida o la integridad física o síquica de quien tenga o haya tenido la calidad de cónyuge del ofensor o una relación de convivencia con él; o sea, pariente por consanguinidad o por afinidad en toda la línea recta o en la colateral hasta el tercer grado inclusive del ofensor, su cónyuge o su actual conviviente, o bien, cuando esta conducta ocurre entre los padres de un hijo común, o sobre un menor de edad o discapacitado que se encuentre bajo el cuidado o dependencia de cualquiera de los integrantes del grupo familiar.

La Ley 20.066 de Violencia Intrafamiliar que la reconoce como delito, tiene por objeto prevenirla, sancionarla y otorgar protección a las víctimas. Hay distintas formas de ejercer violencia contra las mujeres:

  • Violencia Física: golpes con los puños o con objetos contundentes, patadas, empujones, etc.
  • Violencia Psicológica: insultos, humillaciones, gritos, intimidación, amenazas de agresiones físicas, etc.
  • Violencia Sexual: forzar físicamente o psicológicamente a tener relaciones sexuales o forzar a realizar actos sexuales humillantes o degradantes, etc.
  • Violencia Económica: negar o condicionar el dinero necesario para la mantención propia y/o de las hijas o hijos, esta última es un nuevo argumento muy válido en las demandas de violencia intrafamiliar encontrándose lamentablemente en forma mayoritaria dentro del estrato social alto.

Maltratos y el llamado comúnmente Femicidio.
En Chile, casi la mitad de las mujeres reconoce haber sufrido episodios de violencia durante su vida, el 90% de los casos ha sido ejercida por sus parejas o ex parejas, y, cada semana al menos una mujer es asesinada por su pareja o ex pareja. Cualquier forma de violencia intrafamiliar constituye una grave violación a los derechos humanos de las mujeres, por lo tanto, el Estado a través del Sernam, se ha comprometido a eliminarla, a través de:

  • Los 31 Centros de la Mujer ubicados a lo largo de todo Chile que atienden a mujeres víctimas de violencia especializados en Violencia Intrafamiliar

Las 16 Casas de Acogida en las 13 regiones del país, que otorgan protección temporal a mujeres cuya vida está en riesgo a causa de la violencia intrafamiliar y que son derivadas desde Fiscalía

El FonoFamilia 149 que atiende denuncias y entrega información y orientación a las víctimas de violencia intrafamiliar.
            
             Ambito de aplicación de la Ley de violencia intrafamiliar:

La Ley abarca todo maltrato que afecte la vida o la integridad física o síquica de quien tenga o haya tenido la calidad de cónyuge del ofensor o una relación de convivencia con él; o sea, pariente por consanguinidad o por afinidad en toda la línea recta o en la colateral hasta el tercer grado inclusive del ofensor, su cónyuge o su actual conviviente, o bien, cuando esta conducta ocurre entre los padres de un hijo común, o sobre un menor de edad o discapacitado que se encuentre bajo el cuidado o dependencia de cualquiera de los integrantes del grupo familiar. Sus objetivos son:

  • Prevenir y sancionar la violencia intrafamiliar.
  • Proteger a las víctimas de dicha violencia.
  • Erradicar los actos de violencia intrafamiliar.

Garantías de esta Ley, creación de delito y aumento de las penas al ofensor:

Crea el delito de maltrato habitual que castiga con cárcel la violencia psíquica y física ejercida habitualmente; aumenta las sanciones por este tipo de conductas; modifica el Código Penal, aumentando en un grado las penas de cárcel en caso de lesiones causadas por violencia intrafamiliar; otorga mayores garantías de obtener protección para quienes denuncien maltratos, así como la obligación del agresor de abandonar la casa; la prohibición de que se acerque a la víctima, a su casa o a su lugar de trabajo; la obligación de asistir a terapia; y la facultad concedida a las policías para incautarle toda clase de armas, aunque tenga autorización para tenerlas.

            Tribunales competentes para conocer de la violencia intrafamiliar:
 
1º.- Los tribunales de familia, cuando los actos de violencia intrafamiliar no constituyan delito.
2º.- El Ministerio Público, cuando los actos de violencia intrafamiliar constituyan un delito. Este ministerio dará curso a la investigación pertinente en caso de que se presente el delito de maltrato habitual, si el respectivo Juzgado de Familia le ha remitido los antecedentes.

PROCEDIMIENTO DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR
La nueva Justicia de Familia también contempla un procedimiento especial para los casos de violencia intrafamiliar, que puede iniciarse a petición de la víctima o de un tercero que tenga conocimiento de los hechos de violencia física o síquica.
Una vez presentada una demanda por esta materia el juzgado fijará la audiencia preparatoria en un plazo no superior a los 10 días. El juez podrá fijar medidas de protección para la víctima, como por ejemplo, prohibir la presencia del ofensor en el hogar, fijar alimentos provisorios para hijos si los hay, o decretar reserva de la identidad del denunciante, entre otros. Asimismo, podrá otorgar facultades a la policía para actuar, ingresando a lugares cerrados donde existan indicios de violencia intrafamiliar, pudiendo, si hay mérito suficiente, detener al agresor.
En este caso la ley establece que la audiencia de juicio se realizará en un plazo no superior a los 30 días de realizada la audiencia preparatoria, la que deberá terminar con una sentencia. Dependiendo del caso, el juez podrá –excepcionalmente- decretar la suspensión condicional de la sentencia, para lo que se deben dar determinados hechos: que el agresor o agresora reconozca los hechos y que existan antecedentes para presumir que no los volverá a repetir; que se hayan establecido entre víctima y agresor obligaciones específicas respecto de sus relaciones de familia y aquéllas de carácter reparatorio y que el denunciado o denunciada adquiera el compromiso de observar una o más medidas por no menos de 6 meses ni más de un año. Si el agresor no cumpliere o reincidiere se procederá a dictar sentencia inmediata.

            Registro de condenas por violencia intrafamiliar:
           
El Registro Civil e identificación, tiene la obligación de llevar un registro especial de las personas condenadas como autoras de violencia intrafamiliar, así como de las demás resoluciones que la ley ordene transcribir.

            Sujetos protegidos por la ley de Violencia Intrafamiliar:

Se encuentran protegidos el cónyuge, ex cónyuges, conviviente, ex conviviente, padre o madre de hijo común, aunque no haya existido convivencia. Se incluyen por igual a los parientes del ofensor, de su cónyuge o actual conviviente, en su línea recta (toda la ascendencia y descendencia) o colaterales hasta la relación tíos, tías, sobrinos, sobrinas, y además, cualquier otra persona que sea menor de edad, o con discapacidad que se encuentre bajo la dependencia de cualquier integrante de la familia.

            De las sanciones:
Se castigará con una multa de media a 15 UTM (Unidades Tributarias Mensuales) a beneficio del Gobierno Regional del domicilio del denunciante o demandante, para ser destinada a los centros de atención de víctimas de violencia intrafamiliar existentes en la región respectiva y que sean de financiamiento público o privado.
Además, el juez deberá aplicar en la sentencia una o más de las siguientes medidas:

a)Obligación de abandonar el hogar que comparte con la víctima.
b) Prohibición de acercarse a la víctima o a su domicilio, lugar de trabajo o de estudio. Si ambos trabajan o estudian en el mismo lugar se oficiará al empleador o director del establecimiento para que adopte las medidas de resguardo necesarias.
c) Prohibición de porte y tenencia o el comiso de armas de fuego.
La infracción de algunas de las tres medidas anteriores, puede acarrear sanción penal o arresto hasta por 15 días para el ofensor.
d) La asistencia obligatoria a programas terapéuticos o de orientación familiar.

            Delito tipificado como maltrato habitual:

El ejercicio habitual de violencia física o síquica respecto de las personas protegidas por la ley de violencia intrafamiliar. El requisito determinante de este delito es que los actos de violencia intrafamiliar sean habituales. La sanción varía entre los 61 a 540 días de presidio, salvo que el hecho constituya un delito de mayor gravedad, caso en que se aplica la pena asignada a éste último.

Medidas de protección para las víctimas:

 Los tribunales de justicia penal pueden adoptar medidas cautelares para proteger a la víctima, o bien, alguna de las medidas accesorias antes mencionadas, fijar su plazo de duración y prorrogarlo en caso de ser necesario. Existen Centros de atención para víctimas.          

            Remisión de la denuncia en Carabineros a los Juzgados respectivos:

Carabineros remitirán la denuncia al Juzgado de Familia, pero además se puede recurrir directamente a éste. Luego, a través de la interposición de la denuncia o la demanda, se da inicio al juicio por violencia intrafamiliar. Los casos serán vistos por los Tribunales de Familia y si éstos consideran que se configura el delito de maltrato habitual, remitirán los antecedentes al Ministerio Público.

Solución global profesional: Nuestra oficina se especializa en temas de familia, dentro de ella, la violencia intrafamiliar ha sido una constante preocupación de nuestros profesionales, acudiendo a cursos especializados y obteniendo diplomados en prestigiosas Universidades en lo referente al tema. Contamos con preparación altamente especializada para atender víctimas de la violencia intrafamiliar y de Psicólogos externos que en momentos de gravedad intervienen en nuestro proceder de manera de dar protección psicológica a la víctima.  Hemos defendido con gran éxito variados casos de violencia intrafamiliar, siendo la violencia psicológica y la económica, nuevas pero muy importantes materias que se han ventilado en tribunales. En casos graves los antecedentes se hacen llegar al Crimen.





OFICINA: Moneda N° 1.137, 47, Santiago, Chile Estac. Metro U. de Chile
FONOS: (56)-2 695 7886 / 687 9366 / 09-230 5664 · FAX: (56)-2 687 9366