PROTECCIÓN AL MENOR

PROCEDIMIENTO DE APLICACIÓN DE MEDIDAS DE PROTECCIÓN DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES

Las medidas de protección al menor, una especie de competencia proteccional del Juez, existe para asegurar una rápida solución a los casos de niños, niñas y adolescentes vulnerados en sus derechos.
Se caracteriza por ser un procedimiento de urgencia, rápido que persigue la aplicación de una medida que garantizará que el menor no sea expuesto al peligro en que se encuentra.
La ley establece que la audiencia preparatoria se realizará dentro de los 5 días de presentado el requerimiento o denuncia. El juez deberá citar al niño, niña o adolescente, sus padres o personas que lo tengan bajo su cuidado o todos los que puedan aportar antecedentes para resolver acertadamente. En este procedimiento, se utilizará un lenguaje comprensible para los niños y en cualquier momento el juez podrá dictar medidas cautelares o medidas de protección especiales para proteger al menor de edad, como, confiarlo al cuidado de una persona o familia, prohibir la presencia del agresor, entre otras. Este procedimiento lo puede iniciar el juez de oficio o a solicitud del niño, niña o adolescente; los padres; las personas que lo tengan bajo su cuidado; los profesores o director del establecimiento educacional al que asista; los profesionales de la salud donde se atiendan niños, niñas y adolescentes; el SENAME o cualquier persona que tenga interés. Se realizará una segunda audiencia de juicio, que se hará en un plazo no superior a los 10 días desde la audiencia preparatoria. En este caso, el juez deberá explicar claramente a las partes la naturaleza y los objetivos de las medidas que adopte y sólo cuando sea estrictamente necesario podrá separar al niño, niña o adolescente de quien tenga su cuidado, optando especialmente por parientes consanguíneos o personas que tengan una relación de confianza.

Competencia Proteccional del Juez a favor del menor:

El artículo 26 Nº 7 de la Ley de Menores señala " Que el Juez tiene la facultad para resolver la vida futura del niño en...  "el caso del artículo 234 del Código Civil y conocer de todos los asuntos en que aparezcan menores de edad gravemente vulnerados o amenazados en sus derechos respecto de los cuales se requiere adoptar una medida de protección. (artículo 30 de la Ley de Menores)
            El Juez podrá decretar las medidas que sean necesarias para proteger a los menores de edad gravemente vulnerados en sus derechos.
            Podrá el Juez:
            a) Disponer la concurrencia a programas o acciones de apoyo, reparación u orientación a los menores de edad, sus padres o a las personas que los tengan bajo su cuidado, o para enfrentar y superar la situación de crisis en que pudieren encontrarse, e impartir instrucciones
pertinentes.
b) Disponer el ingreso del menor de edad a un Centro de tránsito o distribución, hogar substituto o un establecimiento residencial.

Cuidado Provisorio del menor:

El Juez podrá disponer el cuidado provisorio del menor, prefiriendo a sus parientes consanguíneos u otras personas con las que tenga una relación de confianza. Asimismo podrá disponer la internación del menor, medida esencialmente temporal en casos graves cuando no existan estos parientes o bien se encuentren inhabilitados, nunca por el plazo superior a un año.

Inhabilidad parental:

El artículo 42 de la ley señala que se puede intentar la declaración de la inhabilidad de uno de los padres o de ambos, y señala sus causales de procedencia. Esta solicitud se puede intentar:

  • 1.       En Procedimiento especial de Protección del menor
  • 2.       En el Procedimiento de Tuición
  • 3.       En el procedimiento de Visitas
  • 4.       En procedimiento propio de declaración de inhabilidad parental.

Consecuencias y experiencia profesional: Dejar al niño en condición que se pueda solicitar su tuición, y en casos graves, dejar al niño en condición que se dispongan sobre él medidas de protección o se mantengan.
Esta oficina ha interpuesto varias medidas de protección, ante los Juzgados de Familia, en favor de menores de edad que pueden encontrarse en peligro, debido a diferentes motivos los que hemos resuelto con gran éxito para salvaguardar la integridad del menor o del adolescente. Las situaciones de urgencia, son tratadas de inmediato por un Juez de Familia de turno quien adoptará todas las medidas para resguardar los derechos del menor.
Las  medidas de protección se hacen valer ante los Tribunales de Familia cuando existe un riesgo inminente de un daño mayor si es que no interviene el juez, la ley ha establecido un procedimiento de urgencia que acorta los plazos para su tramitación.





OFICINA: Moneda N° 1.137, 47, Santiago, Chile Estac. Metro U. de Chile
FONOS: (56)-2 695 7886 / 687 9366 / 09-230 5664 · FAX: (56)-2 687 9366